sábado 20 de abril de 2024 - Edición Nº962

ATR | 20 mar 2024

Mercado inmobiliario 

Matricularse en los Colegios de Martilleros de la Provincia, cada vez más difícil

Implementan nuevos requisitos para matricularse que dificultan el desempeño de los recién recibidos


Nuevos requisitos para matricularse. Con el aval del “eterno” presidente de la institución Juan Carlos Donsanto, el Colegio lanzó una resolución que busca obstaculizar el desarrollo de los recién recibidos, así como desalentar las formas colaborativas de trabajo.

En un nuevo intento por darle la espalda a la dinamización del sector inmobiliario, el Colegio de Martilleros y Corredores de la Provincia de Buenos Aires lanzó recientemente una resolución en la que se exige a cada nuevo corredor o martillero presentar dos cartas de matriculados con 10 años de antigüedad que avalen al recién recibido.

Según puede leerse en el texto de la Resolución Nº 18/2023, la intención es “promover la unificación de criterios en los requisitos a requerirse y los trámites a realizarse con motivo de que nuevos postulantes a matricularse reciban un tratamiento igualitario en todos los Colegios”.

En concreto, la iniciativa define que “en todos los casos, se exigirá que dos matriculados, con un mínimo de diez (10) años de antigüedad, formulen mediante cartas fundadas, la presentación del colega que aspira a inscribirse”. Una vez presentadas las cartas, la recomendación puede ser objetada, un escenario que prevé graves inconvenientes para los recién recibidos.

“El buen concepto resultará del contenido de dichas cartas y de la inexistencia de oposiciones fundadas luego de puesta a consideración pública la solicitud de inscripción o de antecedentes públicos o profesionales que, a juicio del Consejo Directivo, hagan inconveniente para la profesión acceder al pedido de matriculación. El rechazo de la inscripción deberá ser fundado y contar con la adhesión de, al menos, dos tercios de la totalidad de los consejeros titulares”, define la nueva resolución.

De esta forma, el objetivo del Colegio de Martilleros y Corredores de la Provincia de Buenos Aires es impedir la entrada a la matriculación de corredores y martilleros que quieran trabajar con empresas de servicios inmobiliarios complementarios. 

La estrategia busca entorpecer el desarrollo de las franquicias y desincentivar que los corredores nuevos trabajen de forma colaborativa. Se trata de una iniciativa ideada por Juan Carlos Donsanto, presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires, quien desde hace años lleva adelante una política de persecución a las franquicias que, en algunos casos, perjudica directamente a las inmobiliarias chicas.

Ya desde el colectivo Martilleros Agrupado habían denunciado que el afán de las autoridades de los Colegios por perseguir a las franquicias termina dañando a la actividad en general.

Asimismo, lo cierto es que, en sus sitios web, la mayoría de los Colegios de Martilleros bonaerenses no incluyen los requisitos de ingreso de forma pública, y aquellos que los publican no incorporan la exigencia de presentar cartas de matriculados con 10 años de antigüedad. 

A la vez, no todos los Colegios cumplen con este nuevo requisito, sino que, tal como advierten los recién recibidos, se utiliza de manera discrecional para obstaculizar el ejercicio de la profesión de los corredores que eligen trabajar de forma colaborativa.

A las críticas que los Colegios reciben por las trabas para los recién egresados se suman los altos gastos de matriculación y los onerosos costos de matrícula que pagan los profesionales. Los matriculados maximizan sus quejas por las escasas retribuciones que esos costos tienen en su desarrollo profesional y en la dinamización de la profesión.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias