sábado 20 de abril de 2024 - Edición Nº962

Provincia | 22 mar 2024

Legislatura

Salud bonaerense: Kicillof busca crear una empresa de emergencias y un laboratorio propio

El gobernador Axel Kicillof junto a su ministro Nicolás Kreplak impulsan dos proyectos de salud que podrían contar con el aval de los intendentes


El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, pisa fuerte con dos proyectos de relevancia por el impacto que tendrían en los municipios, en las arcas bonaerenses y en cómo se maneja el sistema de salud en territorio bonaerense.

Las dos iniciativas que se retiraron de la Legislatura en medio de negociaciones con la oposición volvieron al ruedo en la Cámara de Diputados: se trata de habilitar la creación de una Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (SAPEM) para coordinar el Centro de industria farmacéutica bonaerense (un laboratorio público) y la Empresa bonaerense de emergencias en salud.

Ambulancias por todos lados: cómo se prevé coordinar las emergencias

Como se sabe, la Provincia está dividida políticamente en 135 municipios y son ellos los que tienen a cargo el sistema de emergencia local. Es decir, son los intendentes los que tienen control sobre sus ambulancias a través del SAME.

Ahora, en caso de tener que hacer traslados de un municipio a otro o entre hospitales, la responsabilidad ya entra bajo la órbita provincial a través del SIES.

La idea de Kicillof y de su ministro de Salud, Nicolás Kreplak, es poder darle un marco de coordinación a ello y, además, poder tener un recupero de los costos. Básicamente, hacer que el sistema sea rentable.

En el oficialismo creen que podrán acceder al apoyo de los intendentes –y sus votos en la Legislatura- por el nivel de impacto que tiene en los presupuestos municipales los gastos de salud, que se llevan hasta el 40 por ciento del total del dinero disponible.

Uno de los recursos a los que apelará el oficialismo para hacerse del visto bueno de la oposición es recordar el impacto que tuvo en las comunas, en especial las del interior, la política sanitaria del gobierno de María Eugenia Vidal.

Esto se remonta a la época en que la gobernadora obtuvo un crédito a través del BID y reforzó el sistema de ambulancias. La entrega se hizo a los intendentes que adhirieron, en tanto que la provincia aportaba el 75% de los gastos el primer año; el 50% el segundo; el 25% el tercero y finalmente, 0 por ciento.

Eso puso a los intendentes en aprietos, ya que se encontraron con un refuerzo de su planta municipal en cuanto al personal, pero con menos ambulancias, dado que se fueron rompiendo o quedado viejas.

Ahora, el Gobierno bonaerense apunta a poder avanzar con la creación de las empresas, aunque se sabe que no será sin rosca y negociaciones duras con la oposición.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias